• Autor

  • Tema: Introducción al sueño lúcido (copyright Javi Moya)  (Leído 6171 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

  • OKER

  • General Principal
  • *
  • Mensajes: 15166
  • Karma: 773
Introducción al sueño lúcido (copyright Javi Moya)
« por OKER en: 10 de Diciembre de 2009, 01:59:38 »

OJO, QUIEN QUIERA SABER DE QUE VA EL TEMA QUE LEA PRIMERO ESTE MENSAJE DE GOTO Y LUEGO SIGA POR ESTE PRIMER POST (QUOTE DE KUBE INCLUIDO)

Siempre he achacado el no poder correr en sueños (el tipiko vas lento porke algo te impide correr) a intentar correr tumbado; realmente estamos tumbados y nuestro cerebro esta viviendo una sensacion ke nos parece real, por lo ke seguramente envie "instrucciones" a las piernas para ke se muevan, pero éstas no pueden y por eso esa sensación.

Los sueños siempre me han fascinado; son como una manera de "aprender", puesto ke nos muestran experiencias ke nunka antes hemos vivido, enseñandonos  a reaccionar una vez nos encontramos ante ellas (una forma de entrenar el instinto se podria decir). De ahí tb deriva el "esto lo he soñado", porke esa experiencia ya la habias vivido antes, solo ke la viviste en sueños.

Podemos caernos de un avion, sentir como el viento nos impide respirar, notar como nuestro corazon se acelera al ver ke no tnemos donde agarrarnos, ke no podemos controlar la situación... y más tarde despertarnos, trankilizarnos a nosotros mismos y seguir con nuestra vida; pero esa experiencia ya la tenemos como "vivida".

Es el úniko momento en el ke nos conocemos a nosotros mismos.

Entonces nos conocemos a nosotros mismos en los sueños? Pues vaya...

Lo comento pq desde pequeño soy onironauta (se dice de quien tiene lo que se conoce como 'sueños lúcidos'. En otras palabras, en determinadas circunstancias cobra consciencia de que está soñando y puede manejar y controlar sus propios sueños).

Ejemplo: Desde peque, cuando soñaba lo típico de que me persigue un monstruo y no corro casi o me caigo constantemente, fui capaz de 'desarrollar' un reconocimiento inconsciente de lo que estaba pasando y de que era un sueño... y a partir de ese momento era capaz de controlar mi cuerpo en el sueño o (más raro aún) despertarme a voluntad. Siempre de la misma manera. Me autoinducía a (en el sueño) tirarme al suelo boca abajo, con los brazos cruzados sobre la cara y cerrando los ojos muy fuerte. Y pum! Me despertaba.

Eso podía (y puedo) hacerlo a voluntad, por lo que obviamente perdí todo el miedo a las pesadillas. Y aún más 'divertido'... en el momento de ser perseguido en el sueño y tomar consciencia de que estaba soñando, pasaba a poder dominar el sueño y hacer lo que me diera la gana (como una película), con algunos matices. Una cosa muy rara que hace poco descubrí que se llamaba 'ser onironauta' o 'tener sueños lúcidos'.

No sé si a alguien más de aqui le pasa lo mismo, porque es algo muy extraño.

Y eso, a lo que iba... cada vez que me quiero despertar en un sueño soy capaz de poder controlarlo y tirarme al suelo con los ojos cerrados para despertarme en la realidad. Yo pensaba que era algo 'chuli', pero si lo que dices de que en los sueños 'nos conocemos a nosotros mismos' ahora va a resultar que soy o un mago o un cobarde. Pos vaya  :( :( :( ;)

PD: Y antes de que pregunteis (que os veo venir), no controlo todos mis sueños, todos los días o siempre que quiero. Me pasa solo en determinadas circunstancias (como el estrés de verme perseguido o en una pesadilla, por ejemplo).

Joder que raro soy...
« Última modificación: 11 de Diciembre de 2009, 02:10:27 por OKER »

It's not if, but when. Get ready at.
  • Masnak

  • Segundo Teniente
  • *
  • Mensajes: 2767
  • Karma: 135
  • Sexo:
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #1 por Masnak en: 10 de Diciembre de 2009, 02:02:33 »

A mi tambien me pasa, a medida que pasa el sueño y hago lo que quiero, llega un punto que te das cuenta de que estas soñando y zas!, te despiertas, no eres el único.

  • Brooly

  • Primer Teniente
  • *
  • Mensajes: 3766
  • Karma: 117
  • Sexo:
  • "Get Ripped or Die Mirin" ᶠᶸᶜᵏᵧₒᵤ!
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #2 por Brooly en: 10 de Diciembre de 2009, 02:07:51 »

Os parecera una broma pero, ya que habéis mencionado sobre el sueño, yo a veces, pero eso cuando estoy durmiendo, sueño cosas que quedria soñar.

A ver si me explico, por ejemplo, cuando estoy durmiendo lo que me digo es: quiero soñar con esta tía, y ZAS, se cumple.

Os parecera raro, pero cuando me he despertado, me a parecido eso.

Saludos  :S


  • vallekano

  • Capitán
  • *
  • Mensajes: 4717
  • Karma: 90
  • Sexo:
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #3 por vallekano en: 10 de Diciembre de 2009, 03:32:18 »

Si bueno eso de despertarte cuando quieres tambien me pasa ami, cuando veo que se acerca una pesadilla me despierto, lo que pasa que muchas veces cuando me vuelvo a dormir vuelvo a soñar con lo mismo, asique hasta unas 3 veces algunos dias, luego cambia el sueño y tan feliz.

De pequeñito yo el problema que tenia era que era sonambulo, y muchas noches me levantaba sin yo darme cuenta a comer, beber o incluso ver la tele (sin encenderla) y se solia despertar mi madre y decirme que pa la cama y yo hacerla caso sin despertarme y sin que me tuviera que llevar, pero un dia llege a mas, coji las llaves, abri la puerta y sali a la calle, mi madre se dio cuenta que me levante y me pasee por la casa pero no me vio regresar al cuarto y cuando se levanto se encontro la puerta de la calle abierta xD, del ascensor no pase, se vio que no supe tocar ningun boton jajaja.

Y me se de alguien que habla en sueños, te puedes entererar en todo momento lo que la pasa e incluso manipularle sus sueños para meterla en pesadillas y hasta para sacarla de pesadillas xD e incluso durmiendo puede tener una conversacion coherente contigo mismo, te suelta hasta secretos o cosas que son sorpresas xD

  • gotomax

  • Capitán
  • *
  • Mensajes: 5109
  • Karma: 576
  • Sexo:
  • Cuentas: gr33nd3ath y gotoomax
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #4 por gotomax en: 10 de Diciembre de 2009, 09:48:26 »

El sueño lúcido es algo que llevo practicando desde los trece años (que recuerde yo). Inconscientemente ponía en práctica una técnica que os voy a explicar. No es facil, pero si lo conseguís podreis manipular a voluntad vuestros sueños. Tenía planeado un post sobre el tema, pero como ha salido aquí pues lo añado al hilo de comentarios:

SUEÑO LUCIDO (By Javi Moya, mi gurú blogger):

En el Mundo Real soy un tipo gris, feote y debilucho, con una vida más bien monótona… pero durante la noche, en mis sueños, puedo ser lo que quiera. Puedo volar, entrar dentro de una película, congelar el tiempo, besar a Scarlett. Todo se desvanece al despertar… pero la vivencia te la quedas para siempre. Ha ocurrido.

¿Nunca les ha pasado que mientras soñaban se daban cuenta de que estaban soñando? La mayoría de las personas han tenido alguna vez este tipo de experiencia espontáneamente, especialmente durante la niñez. Los sueños lúcidos son aquellos en los que el soñador cobra conciencia de estar soñando y a partir de esto interactúa (hasta el punto de tener el poder de manejar las cosas a su antojo) sabiendo que todo lo que percibe es parte de un sueño. Esto no solamente sucede, sino que es posible entrenarnos para lograrlo.
Aunque suena a utopía el control de los sueños se acepta como un hecho comprobado científicamente. Es desde 1975, cuando una serie de experimentos demostraron que era posible. Alan Worsey en Gran Bretaña y Stephen LaBerge en California, son dos investigadores que, de manera independiente, aportaron evidencia experimental sobre la existencia del sueño lúcido y aprendieron a provocar deliberadamente este fenómeno. Ambos fueron capaces de comunicarse “con el exterior” mientras dormían mediante señales previamente acordadas (tales como mover los ojos de una manera particular o respirar con mayor rapidez). Los sujetos no sólo llevaron a cabo dichas acciones sino que lo hicieron precisamente en los momentos en que el equipo electrónico señalaba que estaban soñando. De este modo demostraron que era posible actuar conscientemente mientras dormimos.

El Aprendizaje del Sueño Lúcido

I. Primer paso: Recordar los sueños

Hablando en términos generales, quienes quieren recordar sus sueños pueden hacerlo y aquellos que, por el contrario, no desean hacerlo, no suelen recordarlos. A ciertas personas les basta simplemente con tener la intención de recordar y con ser plenamente conscientes de esta intención antes de acostarse. Un modo eficaz de fortalecer esta decisión consiste en tener un diario de sueños sobre la mesa velador e ir anotando en él, apenas nos despertemos, todos los pormenores que podamos recordar de nuestro sueño. Cuantos más sueños apuntemos, más fácil nos será recordarlos. Por otra parte, la lectura de este diario puede procurarnos el beneficio adicional de ayudarnos a comprender la verdadera naturaleza de nuestros sueños y contribuir, de este modo, a reconocerlos con más facilidad en el mismo momento en que están aconteciendo.
Un método infalible para aumentar la capacidad de recordar los sueños consiste en habituarnos a preguntarnos «¿Qué es lo que he soñado?» cada vez que nos despertemos. Éste debería ser nuestro primer pensamiento cada vez que nos despertáramos, sin renunciar ante la primera tentativa sino permaneciendo totalmente inmóviles y concentrados, perseverando pacientemente en el intento hasta lograr recordar el sueño.
Como ocurre con cualquier otro proceso, el aprendizaje de la capacidad para recordar los sueños constituye un proceso, en ocasiones, lento. Debido a ello, es muy importante no desalentarnos en el caso de que las primeras tentativas no se vean coronadas por el éxito. A la larga, quien persiste en la práctica termina obteniendo resultados evidentes.
Es importante mejorar el recuerdo de los sueños porque es imposible tener un sueño lúcido sin recordarlo.

II. Inducción al Sueño Lúcido
Hay muchísimas técnicas distintas para llegar a tener sueños lúcidos. La más frecuente (y única que trato aquí) consiste en comenzar teniendo un sueño común, darse cuenta por algún motivo que se está soñando, y a partir de ese momento entrar en estado de lucidez. Este tipo de experiencia se llama DILD (Dream Induced Lucid Dreams) justamente porque comienza en un sueño. Esta es la que la mayoría de la gente, sin entrenamiento alguno, logra al menos una vez en la vida espontáneamente.
Para inducirlos el primer paso es practicar el ejercicio de recordar los sueños al despertar (tal y como explicábamos en el anterior punto). Si nos levantamos apurados por entrar en nuestras obligaciones diarias, poco éxito podemos tener en lograr sueños lúcidos. Por eso conviene despertarse poco a poco, tratar de no abrir los ojos en seguida, recordar los sueños lo mejor que podamos, con todos los detalles posibles, y anotarlos.
En la noche, antes de dormir, conviene decirse - e incluso anotar - qué es lo que uno desea hacer cuando adquiera lucidez, e ir a dormir con la intención de lograrlo. Repítete con convicción “me daré cuenta de estar soñando”. El simple hecho de desearlo es suficiente como para proporcionarnos un punto de partida.
El siguiente paso es estar siempre atentos a las señales de los sueños mediante chequeos de realidad.

III. Test de Realidad
En los sueños pasan cosas muy raras, cosas que por sentido común deberían delatarnos que estamos soñando. Pero a pesar de ello la mayoría de las veces somos incapaces de darnos cuenta. Tomamos todo como viene, creyendo que los acontecimientos más inverosímiles son verdaderos y al despertar nos preguntamos: “¿Como no me di cuenta de que era un sueño? ¡Era tan obvio!”
Si ante determinadas situaciones nos acostumbramos a preguntamos si estamos soñando durante el día -en la vigilia-, con el tiempo nuestro cerebro se programa también para hacerlo durante la noche -mientras efectivamente estamos soñando-. Varias veces al día conviene hacerse esta pregunta, entrenando al cerebro para hacerlo en todo momento.
El simple hecho de acostumbrarse a autoformularse esta pregunta es un paso elemental si se desea tener sueños lúcidos. La respuesta, cuando es negativa, suele ser automática: La realidad es contundente y cuando estamos en ella sabemos darnos cuenta con facilidad de que no es un sueño. Pero por el contrario, cuando estamos en el sueño no es tan automático. El hecho de dudar sobre la respuesta, nos da una pauta de que debe ser un sueño, porque en la realidad casi siempre nos damos cuenta en seguida de que no lo es. Podemos hacer entonces, para no tener ninguna duda, alguna de las siguientes pruebas:

•   Intentar atravesarnos la palma de la mano con un dedo de la otra mano.
•   Intentar volar.
•   Mirar con detalle las cosas, especialmente los bordes. Si son borrosos se trata de un sueño.
•   Mirar el reloj, o intentar leer algo. Si las letras y números cambian es un sueño.
•   Encender una luz o activar un aparato y ver si reaccionan de forma extraña.
•   Atravesar con nuestra mano una pared o cuerpo sólido.
•   Movilizar objetos con la mente, o hacer aparecer algo.
Estas pruebas no sólo nos ayudan a determinar que estamos en estado de sueño y no de vigilia, sino que también sirven para “convencernos” de que estamos soñando y aumentar nuestra lucidez.
Es posible que le tome al menos una o dos semanas antes de tener su primer sueño lúcido, así que no se desespere. Recuerde también que su primer sueño lúcido probablemente sea muy corto y un tanto confuso. Eventualmente sus sueños lúcidos aumentarán en duración y frecuencia, al igual que se incrementará el control que usted tiene sobre los mismos.

IV. Qué se puede hacer

Una advertencia: Se deberá tener un propósito claro para los sueños lúcidos cuando se vaya a dormir. En otras palabras, cada noche se debe considerar qué se quiere hacer cuando se tenga un sueño lúcido, y seleccionar una cosa. En el mundo onírico las posibilidades son infinitas, pero aquí tienen varías ideas de lo que podrían intentar.
•   Volar
•   Atravesar muros o espejos
•   Movilizar objetos con la mente
•   Cambiar el entorno/paisaje
•   Hacer aparecer/desaparecer gente y objetos
•   Resolver problemas matemáticos simples
•   Leer y recordar una vez despierto lo que se leyó
•   Recordar durante el sueño algo que se propuso antes de dormirse
•   Metamorfosear
•   Tener sexo (difícil, pues la excitación provoca el despertar)
A veces, a pesar de ser conscientes de estar soñando seremos incapaces de manejarlo a nuestro antojo. En esos casos hay varias cosas que podemos hacer para aumentar nuestro control, como dar órdenes en voz alta (”¡Que esta persona desaparezca ya!” “¡Quiero volar!”) y sobretodo tener fe. Si estamos convencidos de que podemos hacer algo, podremos: “Este es mi sueño y yo tengo el control”.

Fuentes, enlaces y lecturas adicionales
Este artículo no es más que una recopilación resumida de los sitios aquí indicados como fuente. Debe entenderse, por lo tanto, como una pequeña introducción, “atractiva”, a este mundillo; es por ello por lo que animo encarecidamente al visitante interesado en profundizar sobre el tema a leer con detenimiento los originales (mucho más completos). Añado además enlaces a otros blogs que he encontrado ya trataron sobre este asunto en el pasado y links relacionados.

http://www.suenos.saludparati.com/lucido.htm

http://www.alcione.cl/nuevo/index.php?object_id=289

http://www.unicavia.com/mvplace/suenos.htm

http://es.wikibooks.org/wiki/Sue%C3%B1o_l%C3%BAcido



"La principal causa de muerte en Warrock es que te pique la nariz"
  • Kube

  • Primer Teniente
  • *
  • Mensajes: 3834
  • Karma: 496
  • Seré la última persona a la que conozcas
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #5 por Kube en: 10 de Diciembre de 2009, 11:33:40 »

El sueño lúcido es algo que llevo practicando desde los trece años (que recuerde yo). Inconscientemente ponía en práctica una técnica que os voy a explicar. No es facil, pero si lo conseguís podreis manipular a voluntad vuestros sueños. Tenía planeado un post sobre el tema, pero como ha salido aquí pues lo añado al hilo de comentarios:

SUEÑO LUCIDO (By Javi Moya, mi gurú blogger):

En el Mundo Real soy un tipo gris, feote y debilucho, con una vida más bien monótona… pero durante la noche, en mis sueños, puedo ser lo que quiera. Puedo volar, entrar dentro de una película, congelar el tiempo, besar a Scarlett. Todo se desvanece al despertar… pero la vivencia te la quedas para siempre. Ha ocurrido.

¿Nunca les ha pasado que mientras soñaban se daban cuenta de que estaban soñando? La mayoría de las personas han tenido alguna vez este tipo de experiencia espontáneamente, especialmente durante la niñez. Los sueños lúcidos son aquellos en los que el soñador cobra conciencia de estar soñando y a partir de esto interactúa (hasta el punto de tener el poder de manejar las cosas a su antojo) sabiendo que todo lo que percibe es parte de un sueño. Esto no solamente sucede, sino que es posible entrenarnos para lograrlo.
Aunque suena a utopía el control de los sueños se acepta como un hecho comprobado científicamente. Es desde 1975, cuando una serie de experimentos demostraron que era posible. Alan Worsey en Gran Bretaña y Stephen LaBerge en California, son dos investigadores que, de manera independiente, aportaron evidencia experimental sobre la existencia del sueño lúcido y aprendieron a provocar deliberadamente este fenómeno. Ambos fueron capaces de comunicarse “con el exterior” mientras dormían mediante señales previamente acordadas (tales como mover los ojos de una manera particular o respirar con mayor rapidez). Los sujetos no sólo llevaron a cabo dichas acciones sino que lo hicieron precisamente en los momentos en que el equipo electrónico señalaba que estaban soñando. De este modo demostraron que era posible actuar conscientemente mientras dormimos.

El Aprendizaje del Sueño Lúcido

I. Primer paso: Recordar los sueños

Hablando en términos generales, quienes quieren recordar sus sueños pueden hacerlo y aquellos que, por el contrario, no desean hacerlo, no suelen recordarlos. A ciertas personas les basta simplemente con tener la intención de recordar y con ser plenamente conscientes de esta intención antes de acostarse. Un modo eficaz de fortalecer esta decisión consiste en tener un diario de sueños sobre la mesa velador e ir anotando en él, apenas nos despertemos, todos los pormenores que podamos recordar de nuestro sueño. Cuantos más sueños apuntemos, más fácil nos será recordarlos. Por otra parte, la lectura de este diario puede procurarnos el beneficio adicional de ayudarnos a comprender la verdadera naturaleza de nuestros sueños y contribuir, de este modo, a reconocerlos con más facilidad en el mismo momento en que están aconteciendo.
Un método infalible para aumentar la capacidad de recordar los sueños consiste en habituarnos a preguntarnos «¿Qué es lo que he soñado?» cada vez que nos despertemos. Éste debería ser nuestro primer pensamiento cada vez que nos despertáramos, sin renunciar ante la primera tentativa sino permaneciendo totalmente inmóviles y concentrados, perseverando pacientemente en el intento hasta lograr recordar el sueño.
Como ocurre con cualquier otro proceso, el aprendizaje de la capacidad para recordar los sueños constituye un proceso, en ocasiones, lento. Debido a ello, es muy importante no desalentarnos en el caso de que las primeras tentativas no se vean coronadas por el éxito. A la larga, quien persiste en la práctica termina obteniendo resultados evidentes.
Es importante mejorar el recuerdo de los sueños porque es imposible tener un sueño lúcido sin recordarlo.

II. Inducción al Sueño Lúcido
Hay muchísimas técnicas distintas para llegar a tener sueños lúcidos. La más frecuente (y única que trato aquí) consiste en comenzar teniendo un sueño común, darse cuenta por algún motivo que se está soñando, y a partir de ese momento entrar en estado de lucidez. Este tipo de experiencia se llama DILD (Dream Induced Lucid Dreams) justamente porque comienza en un sueño. Esta es la que la mayoría de la gente, sin entrenamiento alguno, logra al menos una vez en la vida espontáneamente.
Para inducirlos el primer paso es practicar el ejercicio de recordar los sueños al despertar (tal y como explicábamos en el anterior punto). Si nos levantamos apurados por entrar en nuestras obligaciones diarias, poco éxito podemos tener en lograr sueños lúcidos. Por eso conviene despertarse poco a poco, tratar de no abrir los ojos en seguida, recordar los sueños lo mejor que podamos, con todos los detalles posibles, y anotarlos.
En la noche, antes de dormir, conviene decirse - e incluso anotar - qué es lo que uno desea hacer cuando adquiera lucidez, e ir a dormir con la intención de lograrlo. Repítete con convicción “me daré cuenta de estar soñando”. El simple hecho de desearlo es suficiente como para proporcionarnos un punto de partida.
El siguiente paso es estar siempre atentos a las señales de los sueños mediante chequeos de realidad.

III. Test de Realidad
En los sueños pasan cosas muy raras, cosas que por sentido común deberían delatarnos que estamos soñando. Pero a pesar de ello la mayoría de las veces somos incapaces de darnos cuenta. Tomamos todo como viene, creyendo que los acontecimientos más inverosímiles son verdaderos y al despertar nos preguntamos: “¿Como no me di cuenta de que era un sueño? ¡Era tan obvio!”
Si ante determinadas situaciones nos acostumbramos a preguntamos si estamos soñando durante el día -en la vigilia-, con el tiempo nuestro cerebro se programa también para hacerlo durante la noche -mientras efectivamente estamos soñando-. Varias veces al día conviene hacerse esta pregunta, entrenando al cerebro para hacerlo en todo momento.
El simple hecho de acostumbrarse a autoformularse esta pregunta es un paso elemental si se desea tener sueños lúcidos. La respuesta, cuando es negativa, suele ser automática: La realidad es contundente y cuando estamos en ella sabemos darnos cuenta con facilidad de que no es un sueño. Pero por el contrario, cuando estamos en el sueño no es tan automático. El hecho de dudar sobre la respuesta, nos da una pauta de que debe ser un sueño, porque en la realidad casi siempre nos damos cuenta en seguida de que no lo es. Podemos hacer entonces, para no tener ninguna duda, alguna de las siguientes pruebas:

•   Intentar atravesarnos la palma de la mano con un dedo de la otra mano.
•   Intentar volar.
•   Mirar con detalle las cosas, especialmente los bordes. Si son borrosos se trata de un sueño.
•   Mirar el reloj, o intentar leer algo. Si las letras y números cambian es un sueño.
•   Encender una luz o activar un aparato y ver si reaccionan de forma extraña.
•   Atravesar con nuestra mano una pared o cuerpo sólido.
•   Movilizar objetos con la mente, o hacer aparecer algo.
Estas pruebas no sólo nos ayudan a determinar que estamos en estado de sueño y no de vigilia, sino que también sirven para “convencernos” de que estamos soñando y aumentar nuestra lucidez.
Es posible que le tome al menos una o dos semanas antes de tener su primer sueño lúcido, así que no se desespere. Recuerde también que su primer sueño lúcido probablemente sea muy corto y un tanto confuso. Eventualmente sus sueños lúcidos aumentarán en duración y frecuencia, al igual que se incrementará el control que usted tiene sobre los mismos.

IV. Qué se puede hacer

Una advertencia: Se deberá tener un propósito claro para los sueños lúcidos cuando se vaya a dormir. En otras palabras, cada noche se debe considerar qué se quiere hacer cuando se tenga un sueño lúcido, y seleccionar una cosa. En el mundo onírico las posibilidades son infinitas, pero aquí tienen varías ideas de lo que podrían intentar.
•   Volar
•   Atravesar muros o espejos
•   Movilizar objetos con la mente
•   Cambiar el entorno/paisaje
•   Hacer aparecer/desaparecer gente y objetos
•   Resolver problemas matemáticos simples
•   Leer y recordar una vez despierto lo que se leyó
•   Recordar durante el sueño algo que se propuso antes de dormirse
•   Metamorfosear
•   Tener sexo (difícil, pues la excitación provoca el despertar)
A veces, a pesar de ser conscientes de estar soñando seremos incapaces de manejarlo a nuestro antojo. En esos casos hay varias cosas que podemos hacer para aumentar nuestro control, como dar órdenes en voz alta (”¡Que esta persona desaparezca ya!” “¡Quiero volar!”) y sobretodo tener fe. Si estamos convencidos de que podemos hacer algo, podremos: “Este es mi sueño y yo tengo el control”.

Fuentes, enlaces y lecturas adicionales
Este artículo no es más que una recopilación resumida de los sitios aquí indicados como fuente. Debe entenderse, por lo tanto, como una pequeña introducción, “atractiva”, a este mundillo; es por ello por lo que animo encarecidamente al visitante interesado en profundizar sobre el tema a leer con detenimiento los originales (mucho más completos). Añado además enlaces a otros blogs que he encontrado ya trataron sobre este asunto en el pasado y links relacionados.

http://www.suenos.saludparati.com/lucido.htm

http://www.alcione.cl/nuevo/index.php?object_id=289

http://www.unicavia.com/mvplace/suenos.htm

http://es.wikibooks.org/wiki/Sue%C3%B1o_l%C3%BAcido




Jejejeje, precisamente ese texto es uno de los ke leí en su dia (hice hasta una web en el ke escribí eso mismo), y con esos pasos fué como tuve el sueño lucido ke mencioné antes.

Un saludo.


El mundo no es para los buenos.
  • Elricmetal

  • guiris user
  • Administrador
  • Principal
  • *
  • Mensajes: 6834
  • Karma: 272
  • Sexo:
  • shit happens
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #6 por Elricmetal en: 10 de Diciembre de 2009, 12:13:35 »

En su dia me explicaron que el clasico sueño de sentir ke de pronto te estas cayendo de la cama y con una reaccion rapida consigues estabilizarte (supongo ke es lo mismo ke muchos han descrito) es el momento en el ke el "cuerpo astral" se separa (o empieza a hacerlo pero lo cortamos) del "cuerpo fisico". Y ahi lo dejo para ke kien kiera documentarse tenga desde donde empezar  8-o

  • gotomax

  • Capitán
  • *
  • Mensajes: 5109
  • Karma: 576
  • Sexo:
  • Cuentas: gr33nd3ath y gotoomax
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #7 por gotomax en: 10 de Diciembre de 2009, 12:15:39 »

Jejejeje, precisamente ese texto es uno de los ke leí en su dia (hice hasta una web en el ke escribí eso mismo), y con esos pasos fué como tuve el sueño lucido ke mencioné antes.

Un saludo.


Eso está extraido del blog de Javi Moya, ahora inactivo ya que pasó a ser un fichaje de una importante firma y dejó el blog abierto como referencia.

Gracias a él yo me convertí en blogger. Muchos seguimos sus pasos abriendo nuestras bitácoras, siendo una referencia en este mundillo todo lo que publicaba Javi lo nuestro era de aficionados, pero ahí estamos con nuestras libretitas virtuales.

Si te interesa el tema te mando un MP con algo sorprendente, el sueño bifásico. Aprende a descansar con sólo cinco horas diarias de sueño repartidas en dos bloques. Funciona, te lo aseguro!

Mejor aún, hago un post y que le sirva a todo el que le apetezca probarlo.

HECHO: http://www.warrock.es/foros/index.php?topic=29508.0


EDITO: Sobre lo que dice Elric diré que eso se debe a otra cosa. No son vuelos astrales como se cree, ni abducciones de extraterretres. Es mucho más sencillo, se trata de la parálisis del sueño:

Citar
Me despierto por la mañana y, tras unos instantes iniciales de “aparente normalidad”, rápidamente me percato de que no puedo mover ni un sólo músculo. Sigo como dentro de un sueño… pero a la vez estoy despierto. Oigo perfectamente a mis padres moverse por la casa, noto claramente su presencia a mi alrededor, e intento hablar… gritar para avisarles de que me ayuden… pero no sale sonido alguno de mi garganta. Me cuesta respirar. El pánico se apodera de mí… trato de tranquilizarme, pero es en vano. Mi corazón late a mil por hora. Pienso entonces que sería buena idea hacer movimientos bruscos para que me vean… lo intento con todas mis fuerzas pero no consigo más que agitar ligeramente los dedos. Cuando al fin logro despertar lo recuerdo todo perfectamente… no como un sueño, sino como algo que ha sucedido de verdad… pero, ¿que es esto? ¿que ha ocurrido realmente?
La parálisis del sueño (que es como se llama este fenómeno) es algo completamente normal y se produce cada vez que uno duerme. Es el mecanismo natural de defensa del organismo (mediante la segregación de una sustancia por el cerebro) para evitar el “escenificar físicamente los sueños”, lo cual podría resultar dañino y peligroso para el individuo dormido. Pero a veces hay un pequeño “fallo”… y esta sustancia se emite cuando estamos en el periodo de transición entre el sueño y la vigilia, ocurriendo entonces que el cuerpo continua estando dormido, pero la mente ya se ha despertado (en ente sentido es lo contrario al sonambulismo). Puede ocurrirnos tanto al acostarnos -hipnagógicos- como al despertarnos -hipnopómpicos- y esto ocasiona que el individuo mezcle sensaciones reales del entorno que le rodea con cualquier tipo de alucinación y fantasía producida por un sueño. En definitiva el sujeto se siente incapaz de realizar cualquier movimiento o de hablar, pero está plenamente consciente de su situación y de lo que ocurre a su alrededor, ya que puede oír, oler o percibir sensaciones táctiles, incluso ver si tiene los ojos abiertos.
Las alucinaciones durante los episodios de parálisis de sueño dependen mucho de las creencias y experiencias de cada uno. Así se presentan a menudo sensaciones de flotación. Hay quienes experimentan (como yo en el caso que explico al principio) una presencia en la habitación, cerca de la cama, o incluso en ésta. A veces esta presencia parece incluso diabólica y se interpretan como ataques de espíritus. Sucede que el durmiente se siente atacado, por estrangulación o sofocación. Esto es así porque una de las sensaciones es la de notar un peso encima (por eso a este fenómeno se le conoce en México como “la subida del muerto”).




« Última modificación: 10 de Diciembre de 2009, 12:34:07 por gotomax »


"La principal causa de muerte en Warrock es que te pique la nariz"
  • Elricmetal

  • guiris user
  • Administrador
  • Principal
  • *
  • Mensajes: 6834
  • Karma: 272
  • Sexo:
  • shit happens
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #8 por Elricmetal en: 10 de Diciembre de 2009, 12:20:50 »

bien, porke pensaba abrirlo yo para meter los kilos de "post sobre los sueños" ke hemos colao aki. Ya dejo ke lo inaugures porke estos kilos, por fecha se colocarian antes ke tu post.

  • OKER

  • General Principal
  • *
  • Mensajes: 15166
  • Karma: 773
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #9 por OKER en: 10 de Diciembre de 2009, 12:23:09 »

Vaya, me alegro de ver que no soy tan raro. Al menos hay por aqui dos o tres tan 'raros' como yo  :P

Respecto a mis sueños lúcidos, decir tan solo que son innatos. O mejor dicho, que nunca he tenido que practicar o intentar provocarlos. Yo me tiro a dormir, sueño, se da la circunstancia de estrés (o la que sea) que me hace ser consciente de que sueño... y actúo. Cuando era crío mis actuaciones eran intentar despertarme cuando el moztruo estaba demasiado cerca... pero con el tiempo empecé a probar otras cosillas. Es una sensación muy curiosa la de dirigir un sueño.

Tb recuerdo que en mis sueños lúcidos intento volar a veces... y lo logro. Esa sensación si que es espectacular, porque por el motivo que sea me requiere un gran esfuerzo. No es salir disparado con una capa y hacer loopings... es más bien como flotar en el aire y poco a poco ir desplazándote. La sensación si que creo que es muy parecida a si me pasara en la realidad.. pq no tiene ninguna pinta de ficción. En ESE caso (el de mi post anterior era coña) si que creo que si me pasara en realidad sabría de antemano como se siente uno al pasarle esas cosas. Pq lo he 'vivido'. Como dice Kube

It's not if, but when. Get ready at.
  • lyrico

  • Capitán
  • *
  • Mensajes: 4149
  • Karma: 137
  • Sexo:
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #10 por lyrico en: 10 de Diciembre de 2009, 12:26:54 »

Y me se de alguien que habla en sueños, te puedes entererar en todo momento lo que la pasa e incluso manipularle sus sueños para meterla en pesadillas y hasta para sacarla de pesadillas xD e incluso durmiendo puede tener una conversacion coherente contigo mismo, te suelta hasta secretos o cosas que son sorpresas xD

A mi hermana le pasa algo parecido, solo que dice cosas sin sentido, como si le pegases un puño al teclado y dijise lo que escribistes xDD

Menos una vez que estaba dormido, se levanto de su cama, y vino a la mia diciendome que me fuera de su habitacion,se metio en mi cama, se dormio y al final me echo la muy jodia.Yo le decia que era mi habitacion pero ella a su bola,solo sabia decir eso, que me fuera de su habitacion :S



Para no desviar tanto el tema, a mi me dan miedo, las arañas grandes, las chicas no que las pisas y no pasa na, pero las grandes y peludas...aargh!


  • marterz

  • Primer Teniente
  • *
  • Mensajes: 3165
  • Karma: 126
  • Sexo:
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #11 por marterz en: 10 de Diciembre de 2009, 14:28:53 »

pero si soñar es algo automático e inconciente. al darnos cuenta de que estamos soñando, y somos concientes. por algún mecanismo tendríamos que dejar de soñar y despertarnos.
creo que la base de los sueños es que pecisamente carecemos de poder saber cuales son nuestras limitaciones, por eso es que corremos lento o podemos volar.
para que despertar cuando te va a pillar el monstruo si sabes que es un sueño? pa eso le dices al mostruo que te la chupe o algo similar.
metodos silva, regresiones, hipnotismo, cordón de plata, etc. son cosas que veo con mucho esepticismo, por más que en epocas de mozete las haya intentado.
ser conciente de la inconciencia...
lo mismo es cuando te das cuenta que vas pedo, no se.


VENCEREIS PERO NO CONVENCEREIS
  • OKER

  • General Principal
  • *
  • Mensajes: 15166
  • Karma: 773
Re: ¿Qué os da más miedo?
« Respuesta #12 por OKER en: 10 de Diciembre de 2009, 15:56:09 »

pero si soñar es algo automático e inconciente. al darnos cuenta de que estamos soñando, y somos concientes. por algún mecanismo tendríamos que dejar de soñar y despertarnos.
creo que la base de los sueños es que pecisamente carecemos de poder saber cuales son nuestras limitaciones, por eso es que corremos lento o podemos volar.
para que despertar cuando te va a pillar el monstruo si sabes que es un sueño? pa eso le dices al mostruo que te la chupe o algo similar.
metodos silva, regresiones, hipnotismo, cordón de plata, etc. son cosas que veo con mucho esepticismo, por más que en epocas de mozete las haya intentado.
ser conciente de la inconciencia...
lo mismo es cuando te das cuenta que vas pedo, no se.
A mi lo que he comentado me pasa desde hace más de 20 años. Y no fue hasta hace un par de meses que descubrí (en un telediario) que tenía nombre (onironauta). Es decir, no he sido sugestionado a creer que puedo hacer una cosa que realmente no puedo hacer. De hecho, nunca le había dado demasiada importancia.

Lo de despertarme a voluntad cuando me iba a pillar el monstruo ya dije que era cuando era peque y las pesadillas me daban miedo. Tan solo quería que acabara la pesadilla y forzaba mi despertar de la manera que ya dije. Ya fue con el tiempo que perdí el miedo y empecé a hacer cosas distintas en el sueño (pero nunca que me la chupe el monstruo). De hecho, desde hace muchos años he dicho que los sueños que más me gustan son las pesadillas, porque soy consciente de que estoy soñando y las 'disfruto'.

Yo tb soy muy escéptico a todo lo que suene a paranormal... pero es que no creo que haya nada de paranormal aqui.

Y perdón por desvirtuar el hilo. No sé si ya hay otro hablando del tema. Si lo hay llevaré alli estos mensajes... cuando vuelva de clases.

It's not if, but when. Get ready at.
  • cerillita

  • Coronel
  • *
  • Mensajes: 9979
  • Karma: 461
  • Sexo:

  • marterz

  • Primer Teniente
  • *
  • Mensajes: 3165
  • Karma: 126
  • Sexo:
Re: Introducción al sueño lúcido (copyright Javi Moya)
« Respuesta #14 por marterz en: 11 de Diciembre de 2009, 08:51:39 »

anoche con esto del sueño, me fui a dormir todo motivado. y por lo que me acuerdo del sueño, tuve que haber dormido unas 73 horas. lo extraño fue que por un segundo y en un sueño que nada tuvo que ver con el resto de la noche, me pareció como si me diera cuenta, pero bueno, lo mismo soñe que me daba cuenta, xd.
a ver si tu método funciona y ya te diré algo.
saludos.


VENCEREIS PERO NO CONVENCEREIS
 

Configuración de Estilo

Color de la Web

Color del Estilo

Color de Fondo

Herramienta de Búsqueda

Buscar en la web